Booktag. Manías lectoras.

booktagmanias

Hace unas semanas hice una encuesta en mi blog para saber cómo busca mi TL su próxima lectura. Encontré respuestas muy curiosas e inesperadas como la de @Irilaya que las escoge de una forma bastante aleatoria o @LurayNeri quién hablaba de las recomendaciones de los amigos, sin embargo, tengo la impresión de que una gran parte de lectores, en especial los de juvenil, solo se dejan llevar por las novedades que muestran los booktubers de turno en sus canales.

Todo es respetable, claro que sí, pero a mi esto me crea una ansiedad innecesaria y prefiero ir a mi ritmo, si la novela que me apetece leer lleva diez años publicada no es el fin el mundo. Creo que yo también soy bastante impulsiva y me dejo llevar por lo que me apetece leer en ese momento, además tampoco soy lo que se dice una lectora voraz y suelo escoger lecturas contundentes (en cuanto a contenido más que a extensión) antes que ligeras porque me gusta sacar alguna lección tras acabarla , puede de ser de cualquier tipo: sobre un personaje histórico, la estructura de la novela, batallas navales,…

Por otra parte no me obsesiono con los personajes ni busco identificarme con ellos, manías supongo. Y como tengo alguna más he pensado en continuar esta entrada con un booktag que encontré casualmente en otros blogs y que va sobre manías lectoras, esto es una serendipia:

• ¿Tienes un lugar específico para leer en tu casa?

Normalmente es el sofá de casa, o el sillón.

• ¿Marcapáginas o una pieza de papel al azar?

He tenido mis épocas, cuando no he tenido marcapáginas a mano he usado cualquier trozo de papel que he encontrado por ahí, ahora me gustaría hacerme una colección de marcapáginas artísticos, ya tengo unos pocos de Doctor Who, Star Wars y uno de lettering de Gabriella Campbell.

• ¿Puedes no parar de leer o tienes que detenerte luego de un capítulo o un determinado número de páginas?

Soy muy rara para esto, da igual si la novela me tiene muy enganchada si me canso la dejaré al terminar el capítulo o cuando vea un punto y a parte, tal vez por eso me cuesta tanto leer a Terry Pratchett, no tiene capítulos, sus novelas son del tirón y yo necesito mi ritmo.

Además, puedo pasar unos días sin tocar el libro y sobrevivir a la intriga.

• ¿Comes o bebes mientras lees?

Nunca, la lectura requiere toda mi concentración.

• ¿Ves televisión o escuchar música mientras lees?

La verdad es que necesito un sonido de fondo mientras hago lo que sea, la televisión me ayuda, aunque procuro no tenerla con el sonido demasiado alto porque me distrae y no es plan.

• ¿Un libro a la vez o varios al mismo tiempo?

Suelo leerlos de uno en uno, en ocasiones he probado con dos a la vez y ha sido un caos, al final he dejado uno de lado.

• ¿Leer en casa o en cualquier parte?

En casa.

• ¿Leer en voz alta o en tu cabeza?

En mi cabeza.

• ¿Alguna vez lees páginas adelantadas o te saltas algunas?

Siempre me gusta ver cuantas páginas me quedan de los capítulos, aunque esto solo lo puedo hacer con los libros físicos, con los digitales me tengo que conformar con el índice.

Por otro lado, no me suelto saltar páginas, aunque tengo que confesar que cuando leí la trilogía de El Señor de los anillos pasaba algunas partes de las descripciones porque se me hacían eternas.

No me miréis mal por esto, vosotros también lo habéis hecho, seguro.

• ¿Romper el lomo o dejarlo como nuevo?

Me gusta dejarlos nuevos, obvio, sin embargo, a veces, las ediciones de bolsillo están tan mal encuadernadas que no aguantan.

• ¿Escribes en tus libros?

He tenido mis etapas; hace unos meses descubrí que en mis primeras lecturas firmaba las guardas o las portadillas, incluso dibujaba fanarts en ellas. Después dejé de hacerlo durante mucho tiempo, puesto que la mayoría de novelas que he leído fueron prestadas y ahora quiero acostumbrarme a tomar notas que me sirvan como escritora y subrayo bastante con lápiz (si no es prestado o digital porque mi ereader no me permite tomar notas).

Contadme ¿cuáles son vuestras manías lectoras? ¿tenéis alguna?

Anuncios

Tres novelas orientales

No todo es literatura occidental, en concreto anglosajona, y en ocasiones española.

En el lejano oriente también se escriben novelas de género fantástico y ciencia ficción, además dos de ellas vienen avaladas por prestigiosos premios y están dando mucho que hablar entre los lectores.

Esta es mi selección:

La gracia de los reyes. Ken Liu. Con un poco de trampa porque Ken Liu nació en China, pero vive en Estados Unidos. Ha ganado varios premios con sus relatos fantásticos: Nebula, Hugo y World Fantasy. Esta primera parte de la trilogía “La Dinastía del Diente de León” ha obtenido el Locus y ha sido finalista del Nebula.

Reseñas: El caballero del árbol sonriente y Boy with letters.

Sinopsis: La historia comienza en el ocaso de un imperio. Después de una larga y sangrienta campaña, el emperador ha conquistado el archipiélago de Dara y está intentando consolidar lo que antes habían sido poderosos reinos en un estado centralizado. Pero el precio de mantener unido el imperio es la opresión, la pobreza, la corrupción y trabajos forzados. La rebelión solo es cuestión de tiempo. Dos improbables aliados —un guardia de prisión convertido en bandido y un noble desheredado— unen sus fuerzas para derrocar al tirano pero acaban enfrentados sobre la sociedad que quieren construir.

El pájaro estaba inmóvil, suspendido en medio del cielo de poniente, y agitaba sus alas de tanto en tanto.

Viaje a la costa. Kazumi Yumoto. Autora japonesa en este caso, sus dos novelas publicadas en Nocturna han sido adaptadas a la gran pantalla, en concreto Viaje a la costa fue llevada por Kiyoshi Kurosawa, quién en 2015  recibió el Un Certain Regard a la Mejor Dirección en el Festival de Cannes por esta obra.

La he incluido en esta breve lista por los elementos sobrenaturales.

Reseñas: El peso del aire e Historias de Gaya.

Sinopsis: La joven Mizuki lleva tres años obsesionada por la misteriosa desaparición de su marido, al que la policía ya da por muerto. Una noche, él aparece de improviso en su cocina y, mientras devora sus dulces favoritos, le relata cómo murió ahogado en el mar.

A la mañana siguiente, Mizuki comprueba que no se trataba de un sueño y acepta lo que él le pide: que lo acompañe en un último viaje a la costa donde se originó todo.

Estaba preparando el relleno de sésamo negro molido y azúcar y me disponía a hacer shiratama, unas bolitas de masa de arroz rellenas con esa pasta dulce.

El problema de los tres cuerpos. Liu Cixin. Otra trilogía de otro autor de origen Chino, en esta ocasión de ciencia ficción y con un premio Hugo en su haber. Todavía no está disponible en español, pero el sello Nova ya prepara su lanzamiento en septiembre.

Sin reseñas en español por el momento.

Sinopsis: El primer libro de esta trilogía, El problema de los Tres Cuerpos, empieza en el contexto de la Revolución Cultural china, cuando un proyecto militar secreto envía señales al espacio para contactar con extraterrestres. Pronto, una civilización alienígena al borde de la destrucción capta la señal y comienza a planear su desembarco en la Tierra. Durante las décadas siguientes, se comunica a través de un insólito método: un extraño videojuego virtual impregnado de historia y filosofía. Pero a medida que los alienígenas empiezan a ganar a los jugadores terrícolas, se forman distintos bandos, unos dispuestos a dar la bienvenida a esos seres superiores y ayudarlos a hacerse cargo de un mundo tan corrupto, y otros preparados para luchar contra la invasión. El resultado es una experiencia tan auténtica como reveladora sobre nuestro tiempo.

The Red Union had been attacking the headquarters of the April Twenty-eighth Brigade for two days.

Y vosotros ¿conocéis estas novelas? ¿me podéis recomendar alguna obra de fantasía y ciencia ficción oriental? soy toda oídos.

Regreso a Pottermore

Hace unas semanas sentí una perturbación el La Fuerza: las redes se había inundado de test de la nueva escuela de magia creada por JK Rowling; Ilvermony, situada en Estados Unidos y creada expresamente, supongo, con motivo del estreno de la película Animales Fantásticos y dónde encontrarlos ambientada en este país.

El caso es que los motivos tribales que veía me llamaban la atención así que decidí unirme a las masas y hacer el nuevo test. Así que recuperé mi cuenta como pude, por suerte se me había guardado el nombre usuario porque mi memoria de pez no era capaz de recordarlo.

Las casas de Ilvermory también son cuatro:

• Wampus (criatura mitológica con forma de gato): Representa el cuerpo, favorece a los guerreros.

• Puckwidge (duende): Representa al corazón, favorece a los sanadores.

• Horned Serpent (serpiente cornuda): Representa a la mente, favorece a los eruditos.

• Thunderbird (pájaro del trueno): Representa al alma, favorece a los aventureros.

Personalmente tras conocer las casas prefería por estética al Wampus (es un gato, quiero ser un gato, miau), sin embargo, creía que encajaría mejor en Puckwidge al ser el sanador, el rollo druida me gusta.

Pero no, JK decidió ponerme en en Horned Serpent (en inglés suena mucho mejor) y creo que bien encaminada porque me encanta indagar y aprender cosas nuevas, quizá sea el equivalente del Ravenclaw en Hogwarts con otras características. En cualquier caso, estoy satisfecha con el resultado y me encanta el diseño del escudo porque la serpiente forma un trisquel.

  

No puedo decir lo mismo de mi nueva casa de Hogwarts: no es que no me disguste Slytherin, siempre ha sido mi segunda opción, pero yo estaba muy bien en mi agujero hobbit junto a la cocina robando madalenas a medianoche en Hufflepuff y me gustaba mi anonimato, aunque no puedo negar que soy de naturaleza ambiciosa, quizá esto se contradice, aunque, en mi cabeza tiene sentido.

Por este motivo dejé de entrar en Pottermore, no quise saber más. Al volver para hacer hacer el test de Ilvermony también descubrí que había otro de varitas y lo hice, ahora mismo no recuerdo cómo era mi anterior varita, pero no es la que tengo ahora seguro:

Madera de abeto con un núcleo de pelo de unicornio 12 ¼ ” y flexibilidad Sorprendente.

De todas formas, esto no me parece tan grave como mi mudanza forzada de casa, sin embargo, en el universo de JK el mínimo detalle cuenta.

Por último comentar que además de estos cambios me he dado cuenta de que he perdido los contactos que tenía agregados, ya no están en ninguna parte y a mi apreciada mascota también, a pesar de que quería cambiarla por un gato siamés porque es lo más parecido a mi Iris (una snowshoe mestiza) que había porque esa opción también ha desaparecido.

En fin, un desastre.

Y vosotros ¿os habéis atrevido con los nuevos test de Pottermore? ¿cómo os ha ido?