Mitología: Trisquel

Arrancamos sección con mi querido trisquel, un símbolo celta reconocible que se puede confundir con la Espiral de la Vida, el Símbolo de la Caldera e incluso con el Nudo de Trinqueta por semejanzas en el diseño o bien por su característica común de las tres ramas enlazadas.

El número tres es el más sagrado en la cultura celta, pues las cosas importantes formaban grupos de tres: triadas de dioses; ciclo de la vida, formado por el nacimiento, la muerte y la reencarnación o los tres elementos de su universo, correspondiente a La Espiral de la Vida, tierra, agua y aire, que corresponde al trisquel.

Asimismo, el Símbolo de la Caldera representa la transformación hacia el conocimiento.

Pero volvamos al símbolo que nos ocupa: el trisquel.

• Están ligados al elemento del agua los dioses: Mannan Mac Llyr, dios galés de las olas y las tempestades, su doble irlandés Mananann al que los marinos invocaban como señor de los cabos. Bran Mac Llyr, también encargado de las tempestades y las mareas.

Aquí también se incluyen lagos, fuente de leyendas artúricas y hogar del Monstruo del Lago Ness y los kelpies. Además de los ríos.

• La cultura celta estaba fuertemente vinculada al elemento de la tierra, por un lado, los druidas celebraban sus rituales en el interior de los bosques. El calendario gira entorno a las cosechas donde encontramos celebraciones dedicadas al agradecimiento a la tierra por su generosidad como puede ser Lugnasad o como Litha en la cual se celebra la abundancia.

Los árboles también tenían un simbolismo particular, siendo el Roble y la Haya los reyes de los bosques.

• Y llegamos al elemento más complicado de relacionar en esta triada: el aire, si bien puede estar ligado a los dioses de las tormentas, también se puede vincular a los pixies, criaturas mágicas que en el imaginario colectivo suelen ser de tamaño diminuto y aladas.

¿Cómo puedo usar esto en mi novela? la forma fácil es convertirlo en un amuleto sin más, puede que como objeto mágico, la complicada sería hacerlo de forma simbólica combinando los tres elementos que conforman el trisquel, por ejemplo: Una guerrera busca venganza y para ello deberá atravesar un bosque encantado en el que le esperan muchos peligros, por el camino tendrá que vencer a la criatura del lago y deshacerse de unos pixies traviesos, pero esto es solo una idea, claro, los limites los ponen vuestra imaginación.